El Manisero

Blog

5 propósitos de salud para el 2020

Comenzamos un año nuevo. Las ilusiones y las fuerzas renovadas dan paso a la realidad del día a día. Pero debemos ser conscientes de nuestro objetivo. Y este no puede ser otro que el de superarnos y mejorar. Lograr objetivos realistas que nos hagan estar mejor y, en definitiva, ser más felices.

Por eso, desde El Manisero, como empresa alimentaria, comprometida con la comunidad y con nuestros clientes, queremos animarte a que comiences este nuevo año con unos objetivos saludables que te hagan sentir mejor. Para que el año que viene podamos decir “objetivo cumplido!”.

Queremos ofrecerte un pequeño listado de los 5 objetivos más populares y extendidos al comenzar el año nuevo. Todos ellos, por separado o en conjunto, contribuyen de una manera sorprendente a mejorar nuestro estado general.


Dejar de fumar

Ya. Desde hoy. Fuerza de voluntad y en 10 días el “mono” bajará de manera considerable. Nuestra salud nos lo agradecerá, nuestro bolsillo crecerá y los seres queridos que nos rodean estarán mucho más tranquilos. Este objetivo es duro, y más teniendo en cuenta que el enemigo es fuerte, pero hemos de sobreponernos y ser fuertes.



Bajar de peso

¿Crees que es incompatible con el primer objetivo? Estás en lo cierto. Es difícil, pero no imposible. Comienza a comer mucho más sano. Introduce verduras y fruta en tu dieta diaria. Incluye pescado y disminuye el uso de la sartén. Evita bebidas azucaradas y alimentos procesados. No te ayudan en nada y nos hacen engordar.



Hacer más ejercicio

El objetivo estrella. Con este propósito lograremos tener apaciguados a los dos primeros. Realizando una actividad física diaria lograremos estar en forma, logrando mantener a raya a nuestro peso y apaciguando al monstruo del tabaco.



Conviene puntualizar que nunca, bajo ningún concepto, debemos pesarnos durante los 10 primeros días de comenzar el ejercicio. Es totalmente normal subir de peso al comenzar a realizar ejercicio de manera regular. El cuerpo necesita acostumbrarse y, al principio, tiende a retener líquidos como medida “protectora” ante una nueva actividad que hasta ese momento le era ajena. Aguanta, sé persistente y lograrás resultados sorprendentes.



Dormir más

El objetivo aquí es lograr 8 horas de sueño. Ni más ni menos. Con 8 horas diarias nuestro cuerpo estará perfecto. Se repondrá de la actividad que hayamos desarrollado y recopilará energía suficiente para comenzar una nueva jornada con fuerza.



Llevar una dieta saludable

Obvio. Somos lo que comemos. Debemos comer bien para estar bien. Lo notaremos en un periodo de tiempo muy breve. Nuestro cuerpo cambiará y se sentirá mucho mejor y acabaremos por necesitar solo comida de calidad, evitando la comida procesada y “basura” en general.

Hagamos un esfuerzo. El cuerpo tarda 21 días en acostumbrarse a nuevos hábitos y después todo irá como la seda.



¿Cambiamos juntos?