El Manisero

Blog

Ideas para Halloween

Ya se acerca Halloween y, sin duda, estamos ante una noche en la que los niños son los indiscutibles protagonistas. Esta fiesta de origen anglosajón parece haberse implantado definitivamente en nuestra cultura y, cada vez más, padres e hijos se toman más en serio toda la parafernalia que acompaña tan señalada fiesta.

La noche de difuntos hoy día ha pasado a convertirse en una fiesta de sabor agridulce, en la que grupos de chavales recorren las casas haciendo el famoso ya “truco o trato”.

Desde el Manisero queremos contribuir a aportar nuestro deseo de que disfrutes de la noche de Halloween, y por eso queremos darte algunas ideas de decoración que seguro que pueden poner en práctica. Además de sencillas, pueden convertirse en un momento perfecto para hacer manualidades con nuestros hijos. Seguro que les hace muchísima ilusión.

 
Manos comestibles de palomitas

Para hacer esta sencilla presentación no hay que extenderse mucho en la explicación. Simplemente se trata de hacer palomitas, como siempre, en el microondas y ponerlas dentro de guantes transparentes que podemos encontrar en cualquier supermercado o, incluso, en cualquier gasolinera.

Eso sí, no olvides cerrar bien el extremo que queda abierto con un poco de celo o hilo, para evitar que se salgan las palomitas.

No te debería llevar más de 15 minutos hacer esta decoración comestible, aunque todo dependerá del número de manos que quieras hacer.


Murciélagos de cartulina

Sin duda una de las decoraciones que más pueden atraer a curiosos. Con una cartulina negra procederemos a recortar tantos murcielaguitos como queramos. De un tamaño aproximado de 20 centímetros por unos 8 centímetros. En base a ese tamaño podemos hacer variaciones.

Para que el resultado quede perfecto, podemos colgarlos del techo, de las lámparas o de cualquier otro sitio, como por ejemplo, las puertas o un armario. Con hilo de pescador y celo o chinchetas, según se requiera, en una hora habremos decorado prácticamente toda la casa.


Globos fantasma

Una idea muy sencilla también. Hazte con globos de color blanco y dibújales ojos y boca. Por supuesto negros. Si quieres acabar de darles un toque especial, cuélgales unas cintas de color blanco y tendrás unos fantasmas de lo más creíbles volando por casa.


Velas

Algo que no puede faltar en Halloween es el ambiente oscuro y siniestro. Para conseguir esto nos podemos ayudar de unas sencillas velas blancas. Sí, blancas. Y es que si las encendemos previamente y dejamos que la cera caiga conseguiremos darles un toque más siniestro. Aunque claro, también lo podemos hacer con un método algo más elaborado, pero cuyo resultado será sorprendente.

En una ferretería, consigue tubos de PVC y córtalos para que midan unos 20 a 30 centímetros de largo.

Pinta los tubos con un spray de color blanco. Para dar el aspecto de cera cayendo, usa pegamento blanco y forma palitos. Colócalos sobre la superficie del tubo.

Si queremos darle todo el realismo posible, coloca una pila y una pequeña luz formando un circuito que de luz. Apóyalos sobre una esponja que deberás meter por el tubo.

Se trata de una idea mucho más elaborada, pero cuyo resultado es bastante profesional. Estas son solo 4 ideas de decoración, pero que sin duda pueden darte pie a realizar tus creaciones más originales para Halloween.