El Manisero

Blog

¿Pueden comer frutos secos los niños?

Sabemos que te encantan los frutos secos y también que los más pequeños siempre actúan por imitación. Por eso mismo, seguro que cuando disfrutas de algunos de nuestros productos de El Manisero tus peques te dicen que ellos también quieren probarlos. Pero, ¿a partir de qué edad es recomendable que puedan probar frutos secos? Te lo contamos en nuestro blog ahora mismo.

¿Pueden comer frutos secos los niños?

En España los pediatras hasta hace poco recomendaban retrasar la introducción de frutos secos hasta al menos los 3 años. Esto es porque los frutos secos y las semillas, por su forma y consistencia dura, suponen un peligro real de atragantamiento.

Los niños menores de 4-5 años todavía están aprendiendo a masticar y tragar y no deben tomar frutos secos enteros hasta que lleguen a esa edad, y al principio deben estar acompañados por un adulto y se les debe explicar la importancia que tiene el que mastiquen y traguen con atención y cuidado.

Entonces, cuándo pueden comer frutos secos

Un pequeño sí que puede tomar frutos secos, pero hay que tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, puede tomarlos, pero siempre que no estén enteros.

De hecho, los frutos secos y las semillas son alimentos muy nutritivos: en poco volumen concentran gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y muchas de las grasas que necesitan los niños pequeños para crecer y desarrollar su cerebro. Los frutos secos y las semillas son una parte muy importante en la alimentación infantil.

¿Qué pasa con las alergias?

Los frutos secos, además de los cacahuetes (que son realmente legumbres) pueden producir alergias con relativa frecuencia. La mejor manera de prevenirlas es introducir estos alimentos en la dieta del bebé lo antes posible en cuanto haya cumplido los 6 meses, se ha visto que el riesgo de alergias disminuye cuando la introducción es temprana.

Imagen via: Pixabay